top of page

Aprender inglés sin perder el foco

Actualizado: 30 sept 2023

Cuando decidimos aprender inglés, empezamos con mucha motivación e ilusión. Sin embargo, no siempre conseguimos nuestros objetivos.


En este artículo quiero explorar las sensaciones que experimentamos cuando decidimos aprender un nuevo idioma y reflexionar sobre cómo podemos gestionarlas, evitar la distracción y maximizar nuestros recursos para alcanzar nuestras metas de manera efectiva y sin boicotearnos.



 

Recientemente decidí sumergirme en el estudio del italiano, con la intención, entre otras cosas, de empatizar con aquellos que comienzan su travesía en el aprendizaje de un nuevo idioma. Esta experiencia me ha permitido recordar la sensación abrumadora de anhelar un progreso veloz y, al mismo tiempo, enfrentar la realidad de que el camino no siempre se despliega como lo imaginamos.


Aquí te dejo cinco consejos que te ayudarán a aprender inglés sin perder foco:


1. Organiza tu tiempo: La importancia de los materiales

La clave para un aprendizaje exitoso radica es cómo gestionamos nuestro tiempo, nuestros recursos y nuestro diálogo interno. Cuando empezamos a estudiar un idioma, es natural que queramos hacerlo todo a la vez: aplicaciones, podcasts, ver series, lectura, etc. Nuestra motivación es alta y queremos abarcar todas las herramientas, aplicaciones y recursos disponibles para acelerar nuestro progreso. Sin embargo, esta búsqueda incesante puede llevarnos a perder el valioso tiempo que podríamos haber dedicado a revisar y consolidar el material de nuestras clases.

2. Recursos online: El peligro de la pérdida de foco

Las aplicaciones y el contenido online pueden ser tentadores ya que no parecen tan aburridos como sentarte a estudiar, pero también pueden llevarnos a perder el foco en nuestro plan de aprendizaje. Es fácil desviarnos y saltar de una app a otra, consumiendo contenido sin un propósito claro. Esta dispersión puede resultar en una pérdida de motivación y una sensación de estancamiento en nuestro progreso. Antes de usar una app u otro tipo de contenido en línea, pregúntate si realmente te está aportando valor a tu aprendizaje. Evalúa si está relacionado con los objetivos de tus clases y si te ayuda a reforzar lo que estás aprendiendo. Recuerda que la calidad de tu práctica es más importante que la cantidad de recursos que utilizas. Evita caer en la trampa de pasar horas navegando sin un propósito específico.


3. El poder de los materiales de clase

Los materiales de clase proporcionados por tu profesor están cuidadosamente organizados y adaptados a tu nivel de conocimiento. Estos recursos te ofrecen una base sólida para construir tu aprendizaje de forma progresiva y estructurada. Aprovecha al máximo estos materiales, ya que son la base para construir una buena base en el idioma que estás aprendiendo. La clave está en la revisión constante y la práctica continua. Quizás no son tan atractivos como el contenido que hay por internet o las apps, pero son infinitamente más efectivos.


Si ya has terminado con el repaso o los deberes de los materiales de clase, quizás puedes plantearte utilizar apps y contenido online, pero asegúrate de que tu práctica sea significativa y enfocada en áreas específicas que necesitas mejorar. Si estás trabajando en tu comprensión auditiva, busca ejercicios de escucha y conversaciones reales. Si tu objetivo es ampliar tu vocabulario, utiliza aplicaciones que te ayuden a aprender nuevas palabras en contexto y siempre del nivel en el que te encuentras.


4. El diálogo interno y el compromiso

Otra de las cosas que nos ocurre es que tenemos en nuestra mente un ideal de práctica o esfuerzo que deberíamos estar cumpliendo. Por ello, es común sentirse culpable cuando creemos que no hemos dedicado suficiente tiempo al estudio del inglés. Sin embargo, esta sensación de culpa puede ser contraproducente y afectar negativamente nuestra motivación. De nuevo, quizás sí que hemos invertido tiempo, pero la mayoría de él ha sido buscando la app mágica que te hará aprender inglés de una vez por todas.


O quizás no has tenido tiempo, pero sigues yendo a tus clases con regularidad y sacando un rato a la semana para mejorar el idioma, y eso es mucho más que dejarlo de lado y boicotear tu objetivo de conseguir un buen nivel. La flexibilidad de las clases de inglés online te permite ajustar tu aprendizaje a tu horario y ritmo de vida. Sin embargo, esta libertad también puede llevar a la procrastinación y la falta de compromiso. Para evitar esto, establece un horario consistente para tus clases y establece pequeñas metas alcanzables. Mantén la disciplina y la constancia para mantener un progreso constante.


Aprender inglés es un proceso que requiere tiempo y dedicación. Es normal enfrentar obstáculos y momentos de desafío. En lugar de desanimarte, celebra cada pequeño logro en tu camino hacia la fluidez. Valorar tu esfuerzo te mantendrás motivado y disfrutarás del proceso de aprendizaje.

5. Sé flexible

Volvemos a la exigencia ficticia que nos marcamos. Van surgiendo nuevas situaciones en la vida y aprender un idioma es una carrera de fondo. La lucha por encontrar el equilibrio entre el tiempo dedicado y las expectativas puede generar un trasfondo de autocrítica


Si consigues flexibilizar tus exigencias y adaptarlas a tu situación actual, sin procrastinar pero sin flagelarte innecesariamente, alcanzarás la disciplina necesaria para mantener la motivación y conseguir tus objetivos.

Conclusiones

En resumen, aprender inglés requiere enfoque y disciplina. Aprovecha al máximo tus clases online y los materiales proporcionados por tu profesor. Él sabrá ajustar la cantidad de trabajo para no abrumarnos y sabrá darnos materiales que se ajusten a nuestro nivel para que nuestra motivación siga fuerte, por algo contratamos a un profesional. Si te ayudan, aprovecha las herramientas online, pero mantén el equilibrio y no te disperses en recursos innecesarios. Valora el esfuerzo que estás haciendo. No te sientas culpable por no haber estudiado más; en su lugar, enfócate en tu progreso y celebra cada logro.


Nuestras vidas están llenas de responsabilidades y compromisos, y aprender un nuevo idioma puede ser un desafío adicional que además requiere de un compromiso a medio/largo plazo. Apreciemos el tiempo y dinero que invertimos en nuestras clases y materiales como una inversión en nuestro crecimiento personal y profesional y lo más importante, ¡nunca nos olvidemos de disfrutar del proceso!

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page